Las prácticas y los juicios estéticos están en constante movimiento. La actividad de cualquier artista, sin embargo, está inevitablemente

piano-collage peq

  condicionada por las convenciones y la escala de valores propias del contexto cultural del que forma parte, y sólo de él depende decidir en qué medida aceptarlos y en qué medida contribuir a trasformar el mapa que ha heredado. Y allá donde las convenciones son más rígidas y la tradición parece impermeable a nuevas consignas, no es difícil que quien se mueve fuera del camino conocido parezca, a la vista de los demás, como un creador atrevido e incluso, por qué no, subversivo. Sí, porque moverse fuera de las convenciones es siempre, de una u otra manera, una forma de subvertir las normas.

No resulta impropio, en estos casos, hablar de una “interpretación experimental”: una interpretación que busque caminos nuevos y se mueva en busca de un futuro que todavía no existe. Tal como la entendemos en Musikeon, la definición de “interpretación experimental” se aplica a cualquier interpretación cuyos procesos de preparación y/o resultado estético rompa total o parcialmente con el paradigma y las convenciones propias de un determinado entorno cultural.

Aunque el concepto de “interpretación experimental” puede aplicarse a cualquier tradición y cualquier repertorio, en Musikeon nos hemos concentrado en estos años en un ámbito muy determinado, que es también aquel en el cual este choque entre tradición y experimentación resulta quizás más llamativo: el de la llamada música «clásica”, que en algunos países es más frecuentemente asociada a otras etiquetas (“académica”, “de arte”, “de concierto”) pero siempre con la intención de identificar prácticas relacionadas mayoritariamente con el repertorio de tradición europea y en las cuales es especialmente clara la separación entre la figura del compositor y la figura del intérprete.

Partiendo de la evidencia histórica de que esta separación es una creación relativamente reciente, y que la propia idea de una separación entre músicas clásicas y populares es un constructo que se fue consolidando poco a poco, principalmente entre 1860 y 1940 (sin tener por tanto una relación directa con la creación de gran parte del repertorio que hoy es la base de lo que entendemos como “música clásica”), desde Musikeon venimos promoviendo desde el año 2007 una serie de iniciativas que, bajo el lema “Nuevas Miradas”, mostraran la existencia de caminos alternativos y ajenos al paradigma que el siglo XX ha ido asociando indisolublemente con ese repertorio.

logoFacebook  Nuevas Miradas tiene un perfil propio en Facebook: ¡síguenos!

El proyecto global «Nuevas Miradas» ha tenido desde el principio distintas vertientes, esencialmente centradas en cuatro áreas:

  • Programas de formación para intérpretes interesados en la interpretación experimental
  • Ciclos de conciertos relacionados de una u otra forma con el concepto de interpretación experimental
  • Proyectos colectivos de gran alcance vinculados a la interpretación experimental
  • Talleres monográficos y clases magistrales con figuras de máximo nivel internacional en el mundo de la interpretación experimental

El primer paso lo dimos en junio de 2007 con un ciclo de conciertos organizado en el Club Diario Levante de Valencia, un ciclo del que surgió la idea del proyecto Música noche y día: una ejecución colectiva de la desconcertante Vexations de Erik Satie que se convirtió en una impactante muestra de creatividad colectiva, capaz de superar nuestras mejores expectativas. Aquella experiencia nos animó a dar mayor consistencia a nuestra apuesta por la interpretación experimental, buscando la colaboración de figuras internacionales especialmente volcadas en la interpretación no convencional del repertorio clásico.

En octubre de 2008 tuvimos entre nosotros al gran Frederic Rzewski, en un encuentro y dos conciertos, con la participación de los alumnos de nuestros cursos de piano, que seguirán para siempre en la memoria de quienes tuvimos la oportunidad de asistir (rzewskienmusikeon.wordpress.com ). En mayo de 2010, hemos recibido la visita de Uri Caineinagotable experimentador del piano contemporáneo, en un encuentro dedicado a sus sorprendentes versiones de obras clásicas y a las ideas que le han convertido en el pianista probablemente más inclasificable de la actualidad. En noviembre de ese mismo año hemos vuelto a invitar a Frederic Rzewski, para ofrecer dos conciertos y realizar un encuentro con nuestros alumnos, mientras que en marzo de 2011 ha empezado la colaboración con Francesco Tristano, con una masterclass sobre obras de Bach, Berio y Justin Messina en la cual el propio compositor norteamericano estaba asistiendo en directo via Skype desde Nueva York. De aquel encuentro, que fue uno de los grandes momentos en la historia de nuestros cursos de piano, ha surgido una vinculación que ha desembocado en nuestra participación en el último disco de Francesco TristanoLong Walk, para el cual Deutsche Grammophon ha encargado a Musikeon un texto original de Luca Chiantore y las traducciones a los distintos idiomas.

La vertiente formativa ha sido siempre fundamental, en el conjunto de esta iniciativa. En el marco del proyecto Nuevas Miradas se ha formado el dúo de Diego Ghymers y Ángela López Lara, que bajo el lema “Piano a cuatro manos y cuatro pies” (www.4hands4feetpiano.com) han dado vida una sorprendente propuesta escénica surgida íntegramente de las aulas de Musikeon, mientras que en abril de 2008 Mireia Vendrell, que era entonces alumna de nuestros cursos anuales, realizó el doble estreno de la Cadenza con o senza Beethoven de Frederic Rzewski, un acontecimiento que no tenía precedentes en el mundo.

La fecha del 2 de julio de 2011 ha marcado un hito en nuestro itinerario: allí confluyeron, tras muchos meses de preparación, las energías volcadas en el proyecto “20 años, 20 pianos” un concierto cuyo espíritu y cuya realización han sido la directa proyección de los planteamientos de este proyecto. El extraordinario desarrollo de aquella aventura, tanto en lo que se refiere a su preparacióncomo en la propia realización del concierto, ha sido el detonante de nuevas propuestas y de un creciente esfuerzo por vincularlas a nuestros cursos de especialización musical. Precisamente de este interés por encontrar un marco adecuado al desarrollo de proyectos originales no convencionales ha surgido la reciente creación del Laboratorio de Interpretación Experimental de Musikeon y la incorporación de David Ortolà como coordinador del mismo.

logoFacebook  Nuevas Miradas tiene un perfil propio en Facebook: ¡síguenos! 

Ejecución colectiva de Vexations de Erik Satie
13-14 de octubre de 2007

MSKN Vexations

Erik Satie escribió en 1893 una inocente página de música acompañada de una anotación en la que se explica que el pianista deberá repetirla… ¡¡840 veces!! Para tocar una vez esa inocente paginita, un pianista tarda de media entre un minuto y un minuto y medio; pero si quiere respetar la indicación de Satie, y tocarla todas esas veces, hacen falta como mínimo 16 horas. Casi un día entero para interpretar una obra escrita en una sola hoja…

Vexations es una de esas piezas que se comentan a menudo pero no se tocan casi nunca, y es lógico. Despertó el interés de John Cage y fue objeto de una interesante iniciativa en mayo de 2000, cuando Armin Fuchs decidió tocarla entera, en solitario (y la tocó despacio, porque llegó a las 28 horas), como parte de un experimento científico. En España se ha tocado, que sepamos, al menos una vez, y también en otros lugares, pero nunca (ni en España ni en ningún otro país, parece ser) tal como se hizo en Musikeon aquella noche.

Si Vexations no se toca casi nunca no es sólo por motivos logísticos: es también porque su existencia no tiene tanto una finalidad estética, sino conceptual (como entendió perfectamente Cage, de hecho). Pero también por ello está abierta a múltiples interpretaciones y diferentes aproximaciones.

Nosotros quisimos evidenciar de esta página sobre todo el sarcasmo ante una determinada manera de tocar y estudiar: repitiendo, repitiendo y repitiendo… Satie parece haber  entendido perfectamente la absurdidad de una manera de enseñar basada en el “sigue estudiando y te saldrá”, y capaz de convertir las prácticas de estudio en “vejaciones”. El título no parece, en este sentido, casual. Y puede leerse como una premonición ante la estética interpretativa que con el tiempo pretenderá que todos toquen la misma obra de la misma manera.

En Musikeon intentamos ser una alternativa a todo aquello que Vexations parece denunciar, y un poco de sana (auto)ironía no viene mal. Y nos atraía mucho la idea de convertir en una actividad lúdica y colectiva la ejecución de una obra que parece una “vejación” para el intérprete y para el público.

La última!...

Y esto efectivamente es lo que quisimos hacer entre los días 13 y 14 de octubre de 2007, cuando la interpretamos en la sede de Musikeon. Fue una ocasión para conocer la obra y reflexionar sobre su significado pero también una oportunidad para la interacción de las muchas personas que intervinieron (42 pianistas, todos alumnos o ex alumnos de nuestros cursos anuales). La performance comenzó poco después de las 19h y se alargó hasta el mediodía del día siguiente, y lo más sorprendente fue ver como cada uno -sin que hubiera consignas previas- entendió el concierto como una forma de re-creación colectiva: tras una media hora de repeticiones más o menos convencionales, empezaron a sucederse las aportaciones individuales, las paráfrasis, los ejercicios de estilo, las propuestas escénicas, el aventurarse en mundos estéticos y tímbricos inesperados, y drásticamente alejados los unos de los otros. En lugar de escuchar 840 veces la misma página, escuchamos centenarse de maneras de desafiar la idea de una interpretación «fiel a la voluntad del compositor«. Aunque, siendo sinceros: ¿quién cree que Satie pensara jamás que Vexations se habría tocado, algún día?

Descarga aquí el dossier de «Vexations: Música noche y día»
Photo Christopher Payne 2012

Tras años de actividades diversas y a menudo apasionantes, el proyecto Nuevas Miradas se encuentra en un momento decisivo de su historia. Desde Musikeon queremos que se convierta en una de nuestras principales contribuciones a la vida musical, no sólo en España sino a nivel internacional, y por ello hemos creado un departamento específicodedicado a la interpretación experimental, que coordina nuestras actividades según dos proyectos estrechamente vinculados entre sí:

1) Los conciertos de interpretación experimental que, bajo el lema NUEVAS MIRADAS , seguimos promoviendo en España y en diferentes países de Latinoamérica

2) Un espacio de nueva creación que, bajo el lema de LABORATORIO DE INTERPRETACIÓN EXPERIMENTAL (LIE) , ofrece formación y asesoramiento a solistas y conjuntos interesados en aportar nuevos enfoques a sus propuestas interpretativas y promueve la creación de proyectos propios a partir del marco de nuestros Cursos Anuales de Piano.

El pianista, compositor y productor David Ortolà dirige desde enero de 2013 este nuevo laboratorio orientado a imaginar, desarrollar y dar a conocer nuevas formas de interpretar la música clásica.

Para dar consistencia a esta nueva iniciativa, David Ortolà y Luca Chiantore están actualmente volcados en el que será el proyecto emblema de este Laboratorio, encargado de presentarlo a nivel internacional: el proyecto modular RECOMPOSICIONES , basado en relecturas de obras clásicas para dos o más pianos, según una propuesta conceptual que no tiene precedentes a nivel internacional y que tendrá su presentación oficial en Porto Alegre, Brasil, en marco del congreso internacional de performance musical PERFORMA 2013.